Hay demasiados libros, todo ya ha sido escrito, sobre cada cosa, sobre cada sombra hay millares de libros. He llegado tarde al banquete de la cultura universal, y si bien no me vedan la entrada se divierten proponiendo a mi hambre tal cantidad de platos y de variaciones, que yo ya no sé diferenciar un poema de una sonrisa, un ademán de odio de una plegaria japonesa.
Alejandra Pizarnik. Diarios. Miércoles 20 de noviembre de 1957
Foto: Santiago Ramón y Cajal en su laboratorio. Valencia. 1885

Hay demasiados libros, todo ya ha sido escrito, sobre cada cosa, sobre cada sombra hay millares de libros. He llegado tarde al banquete de la cultura universal, y si bien no me vedan la entrada se divierten proponiendo a mi hambre tal cantidad de platos y de variaciones, que yo ya no sé diferenciar un poema de una sonrisa, un ademán de odio de una plegaria japonesa.

Alejandra Pizarnik. Diarios. Miércoles 20 de noviembre de 1957

Foto: Santiago Ramón y Cajal en su laboratorio. Valencia. 1885